Hoy, el Juzgado de lo Penal nº6 de Sevilla a las 10,00 horas, acoge una vista oral para resolver las acusaciones de atentado a la autoridad, desacato, lesiones y desórdenes públicos que pesan sobre dos activistas de la PAH Sevilla, a cuenta de los incidentes acontecido el 19 de diciembre de 2013, en el marco del intento de desahucio de una anciana.
 
Para Tato y Rafa, la Fiscalía pide para cada uno dos años de cárcel y “multas por estipular, que oscilan entre los 6.000 y los 30.000 euros” fueron detenidos por la Policía Nacional el 19 de diciembre de 2013, por impedir el desahucio de una mujer de 81 años con alzheimer de su vivienda del número nueve de la calle Manzanares, en la barriada del Carmen de Sevilla, después de haber acordado con los agentes la no intervención “hasta que un médico forense certificase la situación en la que esta mujer se encontraba, que era el requisitos para su ingreso en una residencia”. “En un determinado momento, no se sabe muy bien por qué, los policías hacen una pequeña carga y entran en el bloque, pese a lo acordado, aunque no en el piso, que estaba bloqueado por dentro”, detallaba el colectivo.
 
“Por eso exigimos #AbsoluciónTatoyRafa, porque parar el desahucio de una anciana con Alzheimer debería ser una obligación y no un delito”.